Telecos: Ahora es ilegal captar nuestros datos (y antes obligación).

Hace unos días el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado invalida la Directiva 2006/24/CE sobre la conservación de datos generados o tratados en relación con la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas de acceso público o de redes públicas, en base a los artículos 7, 8 y 11 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Parece ser, que por mucho estupor que nos causen las noticias de vigilancia por los EE.UU. en nuestro propio jardín, ordenábamos a todas las empresas de telecomunicaciones captar y guardar datos sobre todo lo que hacíamos, por plazos de 6 a 24 meses.

Sin entrar a juzgar si es malo o no, seguro o no el recopilar datos para nuestra seguridad, vemos como el TJUE ha sido coherente con las ideas Europeas en cuanto a Privacidad y Derechos Fundamentales, nos quejarnos de los Norteamericanos, pero aquí en casa se hacía lo mismo o peor, nuestra vida privada estaba en manos de las empresas y sus empleados (ver artículos 1 a 13 de la Directiva).

Tras elevar jueces de Irlanda (Caso C-293/12) y Austria (Caso C-594/12) dos Cuestiones Prejudiciales, preguntando ambos si sus leyes locales, que aplicaban la mencionada Directiva eran correctas, teniendo en cuenta los Derechos Fundamentales de los ciudadanos de la UE.

En Luxemburgo se ha decidido (Sentencia de la Corte de 8 de abril de 2014) que qué las empresas, por si acaso, tuvieran acceso a información, cómo quien eres, cuando te conectas a Internet desde tu móvil, con quien hablas o chateas, qué dicen los mensajes, a quien se los envías, contenido de tus emails etc… y todo ello sin siquiera ser una amenaza real para la Seguridad de la UE. Era un poco exagerado a la luz de los derechos fundamentales de la UE.

Que dicen estos derechos: Artículo 7, derecho a que se respete su vida privada y familiar, su casa y sus comunicaciones; Artículo 8,  derecho a la protección de los datos de carácter personal, datos se tratarán de modo leal, para fines concretos, y respeto de estas normas quedará sujeto al control de una autoridad independiente; finalmente, Artículo 11, derecho a la libertad de expresión, comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o de comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber injerencia de autoridades públicas.

Como vemos, la Directiva 2006/24/CE, a pesar de tener fines loables, era, examinándola bajo los principios de proporcionalidad, necesidad y subsidiariedad (pilares de la legislación comunitaria) y, a la luz de los derechos fundamentales antes mencionados, completamente invalida.

Veremos finalmente como queda configurada la normativa de Protección y Retención de Datos personales después de esta Cuestión Prejudicial. Lo que si queda claro, es que cada uno de los ciudadanos de la Unión, pueden ahora obligar, por medio de los tribunales, a las empresas a que dejen de retener sus datos.

Por: J. Nicolás Otegui Nieto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s